PROMO INVIERNO ¡20 platos calentitos te esperan! Click aquí para conocer la promo.

Ocho tips para organizar comidas semanales saludables

En este blog reunimos los mejores consejos para ayudarte a planificar tus comidas y lograr un menú sano, con porción justa y equilibrada, de manera muy sencilla. 

Aquí te los presentamos:

1. Siempre verduras y hortalizas

La primera regla que pareciera que a todos nos cuesta acordarnos es «Todos los platos llevarán siempre verduras y hortalizas».

Las verduras que quieras, las que te gusten, no hace falta que sean variadas, podés comer una diferente en cada comida. Pueden ser frescas, congeladas, de bolsa. Pueden ser en ensalada, al vapor, hervidas, a la sartén, al horno o como más te gusten. Lo importante es tenerlas en cuenta siempre.

2. Distribución del plato

¿Cuál es la proporción de verduras que debo incorporar por comida?

Nutricionistas recomiendan:

  • Si se trata de un plato único con otro ingrediente (por ejemplo, carne y verduras), tres cuartos del plato deberían estar compuestos de verduras.
  • Si el plato cuenta con dos ingredientes más (por ejemplo, carne, arroz y verduras), las verduras deberían ocupar la mitad del plato.

Esto se debe a que las verduras son muy voluminosas y poco calóricas e incluirlas en estas proporciones previenen que te llenes con otros alimentos más calóricos. Recuerda consultar a un especialista para que pueda asesorarte de manera personalizada.

3. Planificar y tener comida lista en la heladera para todos los días

En la vorágine diaria, la planificación de las comidas puede marcar la diferencia entre una alimentación saludable y caer en la tentación de la comida rápida poco nutritiva. 

Organizar tu comida para la semana puede simplificar tu vida y garantizar que siempre tengas opciones de platos saludables a tu alcance. Una excelente elección podría ser la de incluir en tu rutina alimentos de quinta gama, como las viandas de comida lista de Sabores Caseros, las cuales han sido previamente cocinadas, envasadas al vacío y vienen listas para ser consumidas.

4. No hacer cambios bruscos

El cuarto consejo para lograr una dieta saludable es un recordatorio crucial: evita los cambios bruscos y opta por un camino sostenible. En lugar de adoptar una mentalidad de «ponerse a dieta» de manera puntual, abogamos por la adopción de un estilo de vida saludable. 

Una estrategia efectiva es concentrarse en mejorar un aspecto de la alimentación cada semana. Esto puede implicar incorporar más verduras en tus comidas, reducir las porciones, o tomar decisiones más conscientes sobre los tipos de alimentos que consumes. Este enfoque gradual permite que los cambios se arraiguen en tus hábitos diarios sin abrumarte.

 5. No buscar la perfección, sino la moderación

“No tienes que comer perfecto, pero sí puedes comer mejor”. Se trata de moderación, ¿Cómo lo hacemos? Se recomienda apuntar todo lo que se come y bebe en una semana, analizar cuántas de las comidas son correctas y establecer un porcentaje. Si se logra mantener una buena alimentación entre un 70% y un 90% de las veces, se va por buen camino.

6. La clave está en la práctica

“La perseverancia es la clave para alcanzar el éxito”. Poniendo en práctica día a día estos consejos, será que se transformarán en hábitos alimenticios de nuestra vida, como dijimos antes, de forma paulatina y consciente, sin prisa pero sin pausa.

7. Variación

¿Qué persona con obesidad no ha probado la dieta de la sopa o el pollo a la plancha? Todas tienen algo en común, la repetición. Así, el séptimo consejo es evitar la monotonía. Es muy importante variar. Variar las formas de cortar y cocinar los alimentos, de combinarnos, de sazonarlos.

8. No rendirse

Está claro que comer sano es una carrera de fondo y que uno va a dejar de hacerlo de vez en cuando. Pero no hay que tirar la toalla y esa es la clave para tener éxito, así que ¡no te rindas!

¡Tu bienestar merece el compromiso gradual y consciente hacia una vida más saludable!

¿Queres saber que incluyen nuestras promos?

Recibir información de las promos: